El Líder Carismático


El sociólogo alemán Max Weber definió el carisma como: “Una cierta cualidad de una personalidad individual, por virtud él/ella “es considerada aparte” de personas ordinarias y tratado como dotado con poderes o cualidades sobrenaturales, suprahumanas o al menos específicamente excepcionales. Estas como otras no son accesibles a las personas ordinarias, pero son vistas como divinas en origen o como ejemplares, y sobre la base de ellas el individuo en cuestión es tratado como líder.”

En palabras  más llanas el carisma es “algo” que los seguidores  atribuyen al líder por sus hazañas, sus logros, habilidades, conocimientos…,  y que hacen que este sea visto como un ejemplo personal a seguir.

Este tipo de líderes tiene la capacidad de entusiasmar al resto, y ese entusiasmo el que lleva a la gente a ser más eficientes, más productivos y en general empleados más motivados.

Un ejemplo usual de líder carismático es Jan Carlzon, ex-empresario Sueco que ocupó el cargo de director ejecutivo del Grupo SAS (Scandinavian Airlines System) entre 1981 y 1993 y es considerado como uno de los gurús de la calidad. Llevo a cabo la transformación de la aerolínea mediante la creación de un modelo descentralizado en el que la toma de decisiones debe darse en todos los niveles de la estructura organizacional, considerando las necesidades del cliente como la piedra angular de la estrategia, oponiéndose a los modelos de gestión tradicionales, que considera centrados únicamente en el producto.

Sus estrategias de calidad consisten en apoyar y hacer de la persona que se encuentra en contacto directo con el cliente, la más poderosa de la organización, para así poderle dar autoridad de pasar por encima de políticas y reglas internas con tal de lograr la satisfacción del cliente, a esto Carlzon lo llama invertir la pirámide organizacional.

La empresa confía en que el empleado logrará causarle una buena impresión al cliente, y toda la empresa se pone en riesgo, y depende de las habilidades que tenga el empleado, para con el cliente, y a esto él lo definió como “Los momentos de la verdad”, título que luego pondría a su libro, y en el que ilustra su modelo de liderazgo con un ejemplo:

“USTED,..¿PICA PIEDRA O CONSTRUYE LA CATEDRAL?”

En una cantera de mármol, trabajaban dos cuadrillas de trabajadores. Al ser preguntadas ambas cuadrillas qué era lo que hacían, la primera respondió: “¿Acaso no lo ve? Estamos picando la piedra”

La otra, en cambio, dijo: “Estamos construyendo la catedral del pueblo”

En realidad, ambas cuadrillas sacaban el mármol de la cantera para construir la catedral del pueblo, que había sido destruida por un terremoto, pero mientras que la primera cuadrilla, sólo tenía el alcance de ver que “estamos picando piedra”, la segunda había trascendido el picar la piedra, veían más allá. La segunda tenía un motivo de inspiración (construir la catedral), una visión de hacia dónde estaba dirigido su trabajo. Aquella cuadrilla adelantaba por mucho a la primera en los resultados.

El jefe de la primera cuadrilla, tan sólo había logrado transmitir a su gente que iban a la cantera para “picar piedra”, mientras que el jefe de la segunda había logrado inspirar una visión de futuro positiva y alentadora en la mente de su cuadrilla.

Un líder carismático es el que inspira una visión positiva y alentadora de futuro en otros, y el que les da un sentido de dirección y propósito, haciendo sentir a los empleados necesarios y por consecuencia motivándolos.

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: